Mario Meléndez

Poesía chilena emergente:
Estética y Compromiso

INDEX
INTRODUCCIÓN
BREVÍSIMO PANORAMA DE LA POESÍA EMERGENTE
ESTÉTICA Y COMPROMISO
PRÓLOGO DE UN SUEÑO CON ESPINAS

PRÓLOGO DE UN SUEÑO CON ESPINAS

El poeta es un ser esencialmente inadaptado, solo, abandonado a su suerte, especie de raza maldita y proscrita a través de los siglos. Su trabajo es oscuro, secreto, subterráneo, no expuesto a leyes de mercado, y por lo tanto no comercial. Un gran vago a decir del consumismo que a veces lo tienta sin buenos resultados. Pero el poeta existe, persiste, sobrevive, se abre camino a machetazos, tienta como una araña ciega el universo, donde extiende sus redes, agonizante. Y escribe, escribe, escribe para algunos que lo esperan con sus grandes orejas, para esos que lo esperan y que como él sólo tienen sus sueños.

Escribe, corrige, corre, corre la maratón de la angustia convertido en el único fondista, el único que llegará sin pulso a la meta o quedará tendido en el trayecto, errante y deshuesado.

Pero también están los otros, sus enemigos, son poderosos y no mueren, son peligrosos, no puede descuidarse, no puede darse tregua y menos detenerse. Allí estará la envidia, lo golpeará sin previo aviso, lo sacará desnudo a la calle para inmolarlo, le aplicará corriente a su sombra, lo morderá en el cuello. Allí estará el olvido, glacial y ceremonioso. Allí estará la ignorancia con su traje de novia. Allí estará el anonimato, el gran anonimato de las putas y de los mendigos. Todos contra él. Todos al unísono pero sin darle la cara. ¿Y el poeta? Nadie le cubre las espaldas, está solo, solo y herido de muerte, solo y desgastado e infinitamente solo. ¿Quién ayudará al poeta? ¿Quién repartirá su corazón? ¿Quién publicará su sonrisa para que esté menos solo?

Entonces vendrán los primeros, unos cuantos, ésos que le dirán: “Estás vivo, vamos, nosotros abrazaremos tu sombra, nosotros derramaremos la luz de tu mirada por el mundo. Y tendrás que ser a pesar de todo, a pesar de ti mismo y de aquéllos que te odian, porque estás esparcido en el eco de las noches desgarradas, y ellas, no te olvidarán jamás”.

Mario Meléndez (Linares, 1971). Estudió Periodismo en la Universidad La República de Santiago. Entre sus libros destacan: "Autocultura y Juicio" (con prólogo del Premio Nacional de Literatura, Roque Esteban Scarpa), "Apuntes Para una Leyenda" y "Vuelo Subterráneo". En 1993 obtiene el Premio Municipal de Literatura en el Bicentenario de Linares. Sus poemas aparecen en diversas revistas de literatura hispanoamericana y en antologías nacionales y extranjeras. Ha sido invitado a numerosos encuentros literarios entre los que destacan el Primer y Segundo Encuentro de Escritores Latinoamericanos, organizado por la Sociedad de Escritores de Chile (Sech), Santiago, 2001 y 2002, y el Primer Encuentro Internacional de Amnistía y Solidaridad con el Pueblo, Roma, Italia, 2003, donde es nombrado Miembro de Honor de la Academia de Artes y Letras de Roma. Además dirige, durante dos años, un taller literario en la Cárcel de Talca que dio origen al libro "Los Rostros del Olvido" (dos volúmenes) donde se reúne el trabajo poético de los internos. Actualmente trabaja en el proyecto "Fiestas del Libro Itinerante", y preside la Sociedad de Escritores de Chile, región del Maule.
 

 

 

 




 



hospedagem
Cyberdesigner:
Magno Urbano