CARLOS BARBARITO
¿Podré encontrar alguna vez – se pregunta…?

¿Podré encontrar alguna vez – se pregunta- la palabra

justa, más allá de la eterna mecánica, rueda

sobre rueda, la palabra precisa

aunque sople desde arriba y desde abajo la tormenta?

Pero la hoja y la flor se secan, entonces

¿le queda tiempo, medido no en eones

sino en horas y segundos, queda

al menos, en el bestiario de su mente,

una cabra, una anguila? Sobre la mesa, una lámpara encendida 

aunque detrás de la ventana cerrada brille la luz del día.

Una palabra, ¿pero cuál?

De a poco se le agota el aire que respira,

ya no alcanza el océano que lo produce,

mientras lleva a cabo, otra vez, su tarea

iluminado por una luz alterna, equivocada.

 
 
 
 

 



hospedagem
Cyberdesigner:
Magno Urbano