Pedro Sevylla de Juana

El poema interminable

Buscando una luz que eternos enigmas esclarezca
en el fondo incontable de la Biblioteca Nacional
hallé inconcluso el Poema
que escribe sin descanso la vieja humanidad.
 
Hembra o varón emergidos de la bestia
vigorosa mocedad, vejez pausada
cada uno de los múltiples poetas
lanza un grito de esplendor incandescente
o un vagido de amortiguadas tinieblas
añadiendo al conjunto
sus líneas incompletas.
 
Contradictorios versos del hombre confundido:
en algunos duerme la madre
otros muestran afilados los cuchillos;
liberan los más, breves vuelos de plácidas palomas
mientras que en raras excepciones culebrean serpientes de extravío.
 
Hay, los he visto, cantos humanos atribuidos a Whitman
americano del Norte como Eliot y Pound,
al sureño Neruda, al español Machado
a un griego llamado Odiseas, a Yeats el irlandés
a Ekelöf el escandinavo
a los franceses Rimbaud y Baudelaire.
 
Hay, los he sentido,
poemas que dicen todo de los caminos borrados
de los pasos perdidos,
firmados por Vallejo, Hierro, Maiakovski,
Apollinaire y Darío.
 
Palabras que resuenan en la bóveda del cielo
las oigo,
las aprecio
son de Pessoa, Rilke, Camões, Aleixandre
de Thomas, de Hugo, de Lorca
de Juan Ramón o de Montale.
 
Hay en Gilgamesh, Mahabharata y Ramayana
profundos y espléndidos pasajes
que continúan su relato en la Biblia o en los Vedas
y en las inmortales epopeyas de Homero, Virgilio y Dante.
 
A esas piezas bendecidas se arriman trozos ilegibles
confusos, sin misterio
alejados de la belleza
a la emoción ajenos.
 
Basta examinar con atención el prolongado Poema
de arriba a abajo
y de izquierda a derecha,
para conocer el caminar errante de la tribu, el zigzagueo,
la desencantada huída
y el esperanzado regreso.
 
Yo añado estos versos a los tuyos
escritos en papel pautado
en los blancos muros
en el agua clara y en la suave arena,
para alargar el Poema Interminable
que escriben los poetas
conocidos y anónimos de todos los tiempos
de todas las razas y creencias.
 
PSdeJ

Pedro Sevylla de Juana.

Nasceu em Valdepero (Palencia, Espanha), em Março de 1946. Desejoso de resolver as incógnitas da existência, começou a ler livros aos onze anos. Para explicar as suas razões, aos doze iniciou-se na escrita. Viveu em Palencia, Valladolid, Barcelona e Madrid, passando temporadas em Genebra, Estoril, Tânger, Paris e Amsterdão. Publicitário, conferencista, articulista, poeta, ensaísta e narrador. Publicou dezassete libros (El hombre en el camino, Poemas de ida y vuelta, La deriva del hombre, Del elevado vuelo del halcón, etc). Reside em El Escorial, dedicado por inteiro às suas afeicões mais arreigadas: viver, ler e escrever.
Recebeu, entre outros, os seguintes prémios: Relatos de la Mar (1997), Ciudad de Toledo de Novela (1999), Internacional de Novela “Vargas Llosa” (2000).
Contacto: valdepero@hotmail.com
 

 

 

 

 




 



hospedagem
Cyberdesigner:
Magno Urbano