Poemas de Jacques Prévert
Selección, traducción y nota de Rodolfo Alonso

LAS LLAVES DE LA CIUDAD

Las llaves de la ciudad

Están manchadas de sangre

Desde hace mucho

Hermana Ana mi hermana Ana

No ves venir nada

Veo en la miseria el pie desnudo de un niño

Y el corazón del verano

Ya apretado entre los hielos del invierno

Veo en el polvo ruinas de la guerra

Caballeros de la industria pesada

A caballo sobre oficiales de caballería ligera

Que desfilan bajo el arco

En una música de circo

Y a maestros de herrería

Maestros de ballet

Dirigiendo una cuadrilla inmóvil y helada

Donde pobres familias

De pie frente al buffet

Miran sin decir nada a sus hermanos liberados

Sus hermanos liberados

De nuevo amenazados

Por un viejo mundo senil ejemplar y corrupto

Y te veo Mariana

Mi pobre hermanita

Colgada todavía una vez

En el cuarto oscuro de la historia

Acorbatada por la Legión de Honor

Y veo

Barba azul roja blanca

Impasible y sonriente

Volver a dar las llaves de la ciudad

Las llaves manchadas de sangre

A los grandes servidores del Orden

El orden de las grandes potencias del dinero.

 

 

 

 




 



hospedagem
Cyberdesigner:
Magno Urbano