Eduardo Mariño

Cinco poetas venezoelanos - selección de Gladys Mendya
Index

A plena luz del día

Soy una simple pregunta y me rompen las tardes de sol. Miro en silencio una sacudida, una trémula cerveza, ardores de humo y humo de ausencia. Eres el cigarrillo necesario en la justicia, el último deseo estremecido. La piel que me arranco a mordidas, lleva por tatuaje tu absoluta respuesta.

Bocanada

Un rostro fijo en los años, eterno. Una voz que me adivina la incertidumbre, sacando a relucir viejas cuitas de la mano que proteje la mirada. Su veloz incendio es el desolador de toda ternura, de toda intención de beso. Amor que se queda, que no pasa; espiral voluta de humo que va quebrando el reflejo de toda sombra.

De Profundis

Hay quien dice que el poema es como la perla: sudor de heridas, aspereza en la membrana. Deberían ser pescadores en los mares del Sur, evitarían tanto oscuro camino, tanto sórdido acecho.

Eduardo Mariño.

San Carlos, Cojedes, Venezuela, 1972. Ha sido Coordinador Editorial y de Literatura del Instituto de Cultura del Estado Cojedes, ICEC. Actualmente al servicio de la Fundación Editorial El perro y la rana. Tiene publicados los libros de cuento: Del diario de un cautivo (Instituto de Cultura, San Carlos, 1994) Cacería (Círculo de Escritores, San Carlos, 1999) La salvación por el hastío (IPASME, Caracas, 2005) y Gente (IPASME, Caracas, 2007). De poesía: Por si los dioses mueren (Círculo de Escritores, San Carlos, 1995) y La vida profana de Evaristo Jiménez (CELARG, Caracas, 2002). También tiene una novela: Silvia (Editorial Verbigracia, España, 2006). En Artes Visuales, ha publicado: Demetrio Silva: Hacer el arte como la vida, (Instituto de Cultura, San Carlos 2007).

Contacto: eduardomarinorodriguez@gmail.com

www.lospoetasdelcinco.blogspot.com
contacto: mendia.gladys@gmail.com
 

 




 



hospedagem
Cyberdesigner:
Magno Urbano