powered by FreeFind

 

 

 









Oscar Portela
El triunfo de Bush y el "futuro de la humanidad"
...

Cuando escribimos "Las mentiras de Kerry", teníamos la certidumbre de que el candidato Demócrata, no representaba de ningún modo, una esperanza en el círculo de hierro que el modelo de exclusión del imperio yanki cerró, utilizando el instrumental de la técnica, salvajemente, sobre lo que denominamos cultura planetaria. El Sr. Bush mostró al mundo que "la voluntad que se sabe a si misma" y su expansión sin límites, no necesita de enemigos externos consolidados, para unir la opinión pública del pais del norte - casi siempre dividida -, y menos de organismos internacionales, que juegan el papel de títeres, en la organización "racional" de una comunidad internacional; y le bastaba al benjamín del siniestro clan Bush, el apoyo de las clases mas conservadoras,- que votan de acuerdo a las normativas de intereses sectarios-, para llevar adelante sus planes, sin que los Demócratas acertaran a encontrar una respuesta y un representante que canalizara la intencionalidad del voto liberal norteamericano.

¿Que garantía moral, podía tener frente al mundo un candidato que declaraba literalmente "Estados Unidos no va a la guerra, si no es necesario". La mentira historica, en este caso resultaba muy evidente, para un electorado desorientado, frente a un líder que temía ser tildado de "marxista": la respuesta de Bill Clinton antes de ser operado no se hizo esperar: susurró al oído del senador Kerry, "ataque senador, ataque"..., los balbucientes y no claros ataques llegaron tarde, y dentro de la plataforma de las futuras medidas a tomar en el plano de la política internacional, se excluyeron enormes zonas del planeta ( America latina dentro de ella).

Los analistas fueron objetivos y claros, las enmiendas que se votaron, muestran a las claras el verdadero rostro de una cultura que vivió y vive la xenofobia, el apartheid, la exclusión en todas sus formas, y la corrupción política, como normas de convivencia política: la homofobía de aquella democracia que hoy coquetea con los latinos, y aún con inmigrantes negros, la experimentación con celulas madres propuestas por el pensador y Gobernador Arnold Schuarzenneger, fueron enmiendas aprobadas por aplastantes mayorías: los analistas hicieron notar también que la división de clases sociales y religiosas habían sido factores, que incidieron en esta "crisis de identidad", como el modo desesperado que tiene un pueblo, de convencerse, que de este depende el destino de la humanidad: un pueblo elegido para inventar las más atroces formas de colonialismo, en la epoca frágil para el espíritu, de una opinión pública mediatizada.

El modelo "serial" de producción de objetos de consumo, es también el modo de producir caracteres, identidades y grupos sociales. Estados Unidos ha inventado - si bien no lo ha creado -, este modelo que hoy impera en el mundo, y como el mayor deudor del Fondo Monetario Internacional, ha elevado la indexación de la deuda (el pecado original), a formas de indexación que sólo se pagan con el exterminio y los crímenes más atroces contra la humanidad.

Samuel Huttingthon insiste en el "choque de civilizaciones", lo que nos permite una sonrisa y después el llanto: fueron precisamente pensadores y no comerciantes arabes, los que salvaron gran parte de la herencia clásica helenistica: lo que no debemos decir es que las nuevas formas de piratería, no sólo sobre el hombre como matería prima, sino sobre los recursos naturales de una tierra que se apaga, tienen en los Estados Unidos, y en la formas políticas que hoy han vuelto a triunfar, a sus más claros representantes.

Oscar Portela
noviembre, 4 de 2004


 
 

 

 

 


hospedagem
Cyberdesigner:
Magno Urbano