powered by FreeFind

 

 









Oscar Portela
El hombre y la técnica

No me refiero aquí al famoso texto de Spengler que hoy pocos conocen ni a las atrevidas y superfluas afirmaciones de Ortega de que unhombre  sin técnica no es un hombre:  no contesta ésta afirmación el interrogante quien? o que es un hombre,  sino a partir de las clásicas definiciones aristotélicas en torno al mortal como homínido: cualquier biólogo sabe que los "virus" traen consigo un equipo de auto conservación que los preserva de cualquier intento de destrucción por parte del anti-virus: un organismo sofisticado es ya una medusa.

Las definiciones de Deleuze con respecto a la técnica son más pertinentes a éste respeto: pues desde que la garra se convierte en mano, esta expuesto a lo que Heidegger llamará " la oculta esencia de la técnica".....El lenguaje oculta en si como libre donación esa misma esencia.

Pero la técnica como organización técnica de lo real permite que el hombre olvide ya que es el único animal que se sabe a si mismo mortal. Es decir que el hombre olvida su condición  enraizada en la temporalidad y la finitud.

Una sociedad hipertecnificada permite más y mejor la concentración del poder político y económico manejado no ya como se dice con ligereza por sátrapas de las políticas de los Estados Naciones.

Hablar desde una perspectiva reducionista de la política hoy , o remitirnos a Hobbes o Maquiavelo no soluciona las aporías de la razón creadora del Estado Jurídico.

Decir que las políticas neoliberales han llevado al fracaso y el genocidio de millones de desnutridos y enfermos en el mundo, el volver a simplificar un discurso que merece ser decontruido como lo hizo con efectividad Jacques Derrida.

Una forma de maniqueismo "Light" de aspecto ideológico. En éste sentido cabe recordar el "default" de la Rusia post-soviética y sus demandas al Fondo Monetario Internacional o los mercados cada día más abiertos de la China creada por Mao.

Nos quedan los modelos a copiar de la Cuba castrista o el folklore de la Venezuela actual con el oxigeno de fondo proporcionado por Irán, abastecida de armas por la mafia rusa, mientras los pobres son cada días más pobres: hermoso espectáculo el de Castro enviando "maestros" a la Venezuela de Chávez.

El crecimiento sustentable: otra frasecita armada que esquilmó la técnica como señora de la egoidad absoluta y el solipsismo en el cual vive el hombre de nuestros días: ejemplar tan mimético como un chimpancé actuando en forma teledirigida por los centros de inteligencia artificial lanzadas por el hombre al espacio orbital.

Mejor hablar de los paradigmas de las culturas oficiales de los neo-populismo coincidentes en esto con las políticas de la "concentración económica" en los países hiper-desarrollados en donde Harry Potter a conseguido desplazar a la figura de Bart Simpson.

¿Que un universitario de la Argentina de hoy - afectado al derecho- ignore quien es la señora Nilda Garré  constituye acaso una consecuencia del modelo "liberal" de Educación implantado en la Argentina?

¿La Argentina de Diderot y de Sarmiento?. Estoy absolutamente convencido de que debemos  comenzar a hablar en serio para los medios de difusión y solo esto podría obrar milagros de incalculables consecuencias. Y entonces  sí, hablar de "desarrollo" - ético y moral primero- de lo presuntamente humano en el mortal y solo luego de crecimiento económico u desarrollos "sustentables"....porque en la esencia de la técnica habita el peor peligro para el mortal.

No desde luego lo in-humano sino mucho peor. Lo sub-humano. Oscar Portela. Corrientes-Argentina. Septiembre 2006.

 
 

 

 

 


hospedagem
Cyberdesigner:
Magno Urbano