Oscar Portela
Bitácora del abismo

El peligro del abismo
Se acerca el día D
La seducción perversa. El Caos y el libertinaje
El nuevo orden mundial
Bush y el nuevo mercado de esclavos

Se acerca el día D

La malevolencia es el abismo ontológico sobre el que reposa la "naturaleza" mortal. El animal puede ser malo. Este es su fundamento. El hombre es malévolo. Así era mi amigo, el resentido y por eso amante de la destrucción, de la "desertificación metafísica" del mundo: Hop- Frog.

En realidad Hop era todos los nombres del mundo. Hasta yo mismo soy en esencia Hop-Frog, ese animalucho que reposaba sobre los hombros de Zaratustra. "La historia es un cuento contado por un idiota, llena de sonido y de furia", dicen que le dictó Hop a Shakespeare. Y Hans Blix y Collin Powell, representantes de la justicia malevolente, de los simulacros que semejan el espectro del padre de Hamlet, se morían de furia cuando Chirac ponía compresas frías al problema de Bagdad. Y es que Blix y Powell, por más preocupados que parezcan porque el "mundo" (horizonte de sentido) va a estallar, estaban interiormente gozosos con la situación que se acercaba cada día más. Solamente una guerra con Corea dejaría mas de un millón de muertos. Un millón aquí, otro más allá -cantaba Hop-, y este planeta, como lo anticipara Nietzsche con el orgulloso animal que inventara el conocimiento, se iría al diablo. O como dijo Adlay Stevenson a Kruschev: "el propio infierno va a congelarse".

Mientras el fuego se hace con el teatro, en la Argentina los partidos luchan por "restaurar" la República y, en Corrientes, sólo el Carnaval se torna presente eterno. Y tal vez deba ser así. La historia es un carnaval de sombras chinescas, y como tal debe terminar. O como Hop le dictó a Voltaire en los oídos: "la historia es un chiste que los vivos le hacemos a los muertos".

Lo cierto es que el hombre, como nos enseñó Eurípides y luego interpretó Heidegger, ha caído muy por debajo de su condición mortal. Los Hop-Frog, que son millones, han triunfado y un ejército de muertos reclama con marchas y cacerolazos su lugar entre los "vivos".

 

Oscar Portela, nacido en la provincia de Corrientes ( República Argentina) el 5/13/50, es considerado hoy por las más importantes voces de la literatura de su país, como una de las más potentes voces de la poesía y el pensamiento latinoamericano. Administrador Cultural, ha ocupado importantes funciones en su provincia y ha integrado por dos periodos consecutivos la Comisión Directiva de la Sociedad de Escritores de la Argentina, presidente de la misma entidad en su Provincia, Director de revistas como Tiempo y Signos, entre otras, es y a sido Asesor de Cultura de la Honorable Legislatura de la Provincia de Corrientes. Doce títulos de su obra poética editadas (Senderos en el Bosque, Los Nuevos Asilos, Memorial de Corrientes, La Memoria de Láquesis, etc), y obras ensayísticas en las que se ocupa preferentemente del pensamiento filosófico contemporáneo, (Nietzsche sonámbulo del día), le han valido la consideración de importantes pensadores de su país.

Ha publicado en España, México, Venezuela, Paraguay, y casi todos los medios de prensa de la Argentin y dictado conferencias en España, Paraguay y provincias Argentinas. Asimismo es especialista en critica e historia del cine y es autor de letras de obras musicales en su mayoría inéditas.

 

 

 

 

 

 


hospedagem
Cyberdesigner:
Magno Urbano