powered by FreeFind

 

 







Oscar Portela
LA ARGENTINA  EN EL  ABISMO
Y CORRIENTES EN EL "CARALLO"
...
(A Walter Gonzales Cabañas: los intelectuales y la política)

La muerte de las ideologías - ucronías propias de una lógica-neopositivista -, heredera del siglo de la Luces y la exaltación de una Razón, que nos condujo a las aporías históricas de los campos de concentración, a las guerras étnicas, a la fragmentación del mapa geopolítico mundial, al terrorismo y a nuevas formas de neocolonialismo vía sociedades mediatizadas culturalmente, esclavas de las teorías del mercado y el marketing, contrastan con la desaparición de los Estados Nacionales, con sus pasados históricos, con los imaginarios colectivos propios de las diferencias culturales, y finalmente con la creciente lucha internacional por la apropiciación de las formas más autoritarias del poder, y con la concentración de éste merced a la creación de concentraciones voluntad de dominio a escala planetaria, hecho no previsto por las escatologías religiosas ni las profesias filosóficas -, que frente a la derrota de la racionalidad, solo pueden incrementar el terror, luchando contra éste con mayor violencia.

Este es el panorama del mundo que nos toca vivir, en el cual la Argentina a pasado a ser, de  un efímero proyecto nacido del siglo de las luces, que jamás pudo concretarse mediante un proyecto de política internacional, dentro del marco de un un mapa geopolítico internacional, al cual le dimos constantemente la espalda, a un Estado nación conciencia clara del rol que le toque jugar dentro del ajedrez de la política internacional.

Hoy, clara como el agua más clara, la doble oposición entre el fraude de una representación Republicana -  la República es solo un simulacro y un carnaval de pirotécnicas que pueden incendiar cualquier sociedad -, la distancia entre la cosa pública y el demos, la democracia -, se acentúan hasta alcanzar los limites de un quiasmo: la indexación de la deudas internas y externas, son las formas con la que usura internacional, han realizado las nuevas formas de trabajo en el mundo.

La Argentina no vive ya de suicidios permanentes, sino ha entrado definitivamente,  en un túnel hecho de sombras,  de un abismo, en el cual se encuentra encerrada y enterrada, sino que dentro de su mismo continente permanece aislada y con una política exterior, que sigue respondiendo al esquema de una civilidad encerrada y lapidada por corporaciones políticas que sin representación alguna, buscan la salida a través de torpes alianzas que  permitan prolongar la agonía de un Estado que de ser agredido por clases dirigentes incapaces ye intereses creados espureos, se a tornado agresor de la civilidad Argentina en casi todo su conjunto.

Veamos en pocas palabras, el estado en que se encuentran casi todas las provincias: satrapías de una gran satrapía, devenida ya en el moribundo Aliens de un Estado Nación en vías de extinción: solo una pacifica revolución educativa que nos permita recuperar un pasado no concluido, y  la recreación de las normas y procedéres éticos de los fundadores que soñaron con un Estado nación de más de doscientos millones de habitantes para esta década, podría devolver a nuestro país la capacidad de proyectarse activamente hacia un futuro que no viva solo los coletazos del colapso de una civilización, que a entrado en una etapa terminal cuya duración nadie
puede prever.

Corrientes, que durante el proceso de organización nacional, tanto aportó en sangre, valor e inteligencia, es una de las provincias más primitivas de la actual Argentina. Ninguna vergüenza para una ciudadanía que a sido suplantada por las protestas mediáticas: en treinta años nuestra provincia a retrocedido mas de tres décadas. No se trata solo de las luchas Inter-partidarias o aliancistas, ni de de segundos pactos de Olivos provinciales que solo beneficien a algunos, sino de recuperar la memoria histórica de nuestro pasado, de convocar a nuestros mejores hombres, de hacer cumplir leyes y ordenanzas de cuerpos colegiados que constituyen solo otra parodia de un circo que no termina de girar, sino de salvar lo que queda de un pasado lleno de gloria, y templanza, para que la patria -
palabra que ya nadie pronuncia -, sea no solo la cuna de los antepasados, sino la el pesebre que espere gloriosamente a los que vendrán. Para eso, la revolución educativa y cultural, la reividicación del protagonismo ciudadano, la reforma del sistema electoral Argentino y una nueva forma de enseñar derechos y deberes del ciudadano, es decir, de devolver sentido a la Etica como uníca vía de retener en el imaginario colectivo,  el valor de proyecto que tiene la paideía - educación - de las leyes y Instituciones que rigen todo sistema Repúblicano de Gobierno. Es hora de recordar que éste país fue hecho por Estadistas - Poétas, y no solo por mediocres usureros de las políticas del Estado para salir de èsta puerta estrecha por la que nos toca adelantarnos al futuro, recuperemos creadoramente - a èsto se le llama re-aprociaciòn creadora -, de los mensajes que nos ejaran en distintas claves, Moreno, Alberdi, Josè Marìa Paz, Sarmiento y el mismo Mitre.

La retirada del intelectual del campo de la praxis polìtica - retirada culposa y llena de miedo al poder burocràtico, es un signo del declinar de una constelaciòn cultural que termina. Heidegger tposèe la llave cuando en su contestaciòn a la undecima tesis marxiana que reza, "hasta ahora los filosofos se dedicaron a interpretar el mundo, ahora deben cambiarlo", contesta que toda "alethe" - todo develamiento de lo que ès, mediante una interpretaciòn, constituye ya la base la toda praxis y de todo cambio en el mundo de la polis: y ahora, por ùltimo escuchemos a un poeta Argentino - o de los pocos poetas liricos y civiles al mismo tiempo, hablar de su patria, la Argentina: escuchemos siempre que tengamos oìdos y voluntad para hacerlo:

"Un paìs que no acaba de comprenderse
termina siendo un viento demonìaco,
una aguja en el corazòn, una serpiente
que se devora odìandose, àrbol  
entre brumas.
Ha jubilado su esperanza y manchado el pasado
con la baba
que se extiende sobre los techos
en el cielo, todas las noches oye su impotencia
creciendo en el vientre de la nada.
Avidos mercaderes lo succionan, buhoneros
de ideas alzan ìdolos huecos, envenenan tejidos.
Es una araña atrapada en su tela.
Comedia de autores anònimos,
se representa a sì mismo, se aplaude y se maldice.
Tiene todo a su alcance, pero no
encuentra nada".

La sordera es peor que la ceguera: Homero era ciego, Borges tambièn y finalmente, señores polìticos, si la lengua es la sangre de una raza - y esta es la raiz de una patria -, es hora de "oir",  para hacer historia, porque la poesìa como acto del habla y del lenguaje, sostiene sobre si la misma condiciòn mortal  y la condiciones necesarias para construir sobre la libertad del fundamento, la verdadera historìa de los hombres sobre èsta tierra. La poesìa, (el arte y la especulaciòn),  señores, no constituyen un adorno de mesa, ni nesecitan o necesitaron nunca de honores, de poderes espureos, porque constituyen el misterio de una gracia que nos fuè concedida y que estamos a punto a abandonar al caos y la perdiciòn de la condiciòn del mortal dentro del universo.

.
 
 
 
   

 

 

 


hospedagem
Cyberdesigner:
Magno Urbano