powered by FreeFind

 

 









Oscar Portela

EL AIRE Y LOS SUEÑOS

Finalmente roto el hechizo de la magia
que suscribe los nombres, roto el aliento
de la escritura, retirada la mar y sus desechos
de los amplios dominios, estoy solo conmigo
y la sombra del cuerpo del leguaje que va
ha abandonarme definitivamente.
¿Que más puedo decir?  Ahora que finalmente
comprendo que solo soy mi cuerpo y que tras
los huesos y la carne nada hay que no sean la pasión
y la fuerza del viento del inaudible canto:
Pues que he cantado por mi cuerpo,
han cantado mis órganos, las cuerdas de un laúd
enmudecido que ahora dirán que sí a la  muerte.
Los misteriosos duendes del sueño me repiten,
el ha venido para que toda muerte
sea el acceso a otras albas y el abra será tuya nuevamente:
su cuerpo, donde los elementos se despojan de furia,
la inaudita sensualidad de su carne y de sus labios
donde el día apaga todo fragor de lucha,
todo volcan es dominado y todo rayo.
Porque es el – el  mísmo rayo un de la belleza impetrada
para indicar el camino a quienes con el nos desposamos:
 ¡También tú  pasarás, oh Marlon!
 También tu belleza, que es el precinto del tesoro de las luces
que busco ahora que declina mi estancia en esta tierra,
empero como en el comienzo de la fábula donde el mundo
comienza, tú vendrás nuevamente para resucitarnos
con llamados, ya dentro de ti y tú aherrojando mis delirios,
devoraremos nuestros éxtasis, y tus piernas y el planetarium
de tu cuerpo todo, serán los aposentos donde las declinantes
llamas de mi carne devoraran las agonías
de los espasmos y los salvajes rituales donde seguros códices
me dirán, tú eres suyo, mientras desapareces en abismos
de ilimitado goce, para así abrir otros fanales, otras puertas,
y entregarte al mortal como lo hacen los divinos, 
jugando, Marlon Teixeira, jugando todo el juego del mudo,
toda la fabula del mundo en la punta de la dorada aguja
que burila todo exceso que hace de la muerte
el triunfo de la vida, pues en la pequeñas muertes
con la que acompasadamente seguimos la leyes del bing-bang,
recomenzamos,  cuando nos fundimos uno en otro, muerte - vida.
vida - muerte, y la derrota se convierte en triunfo.
O la victoria en la gloriosa derrota del amor
y la muerte, el acceso a la inmortalidad del goce.

 

O poeta Oscar Portela, nascido na Província de Corrientes, República Argentina, em maio de 1950, é considerado como uma das mais importantes personalidades da poesia e do pensamento tanto argentino quanto latino americano.

Como Administrador Cultural ocupou importantes funções em sua Província e integrou, por dois períodos consecutivos, a Comissão Diretiva da Sociedade de Escritores da Argentina (Comisión Directiva de la Sociedad de Escritores de la Argentina), sendo presidente da mesma em sua Província.

Diretor de revistas como Tempo e Signos (Tiempo y Signos), entre outras, foi também Assessor de Cultura da Honorável Legislatura da Província de Corrientes (Asesor de Cultura de la Honorable Legislatura de la Provincia de Corrientes).

De doze títulos de sua obra poética, já editada, pode-se citar: "Senderos em el Bosque", "Los Nuevos Asilos", "Memorial de Corrientes", "La Memória de Láquesis", "Claroscuro", "Descarnado".

Sua obra ensaística, na qual se ocupa dando preferência ao pensamento filosófico contemporâneo, lhe valeu a consideração dos mais influentes pensadores de sua terra. Portela possui várias publicações na Espanha, México, Venezuela, Paraguai e em quase todos os meios de comunicação da Argentina, e em revistas eletrônicas da Internet, como a TriploV.

Já proferiu várias palestras na Espanha, Paraguai e em diversas províncias de seu país. É especializado, também, em crítica e história do cinema e, além disso, é autor de obras musicais, que em sua maioria, se encontram inéditas.

Para saber mais sobre Oscar Portela, acesse o site “Universo Portela” no endereço: www.universoportela.com.ar

In:
http://viagenspelapoesiaportela.blogspot.com/2006/01/pequena-biografia-de-oscar-portela.html

 
 
 
 

 

 

 


hospedagem
Cyberdesigner:
Magno Urbano