OSCAR PORTELA.....
Soñando con Aarón Loftin

Y si mañana el ominoso cuervo en mi ventana
La oración pronunciara, nunca más. Ay, no tendré
Ya lagrimas para llorar por mí sobre este cuerpo
Aún caliente, vacía habitación no suficientemente
Amada por mi mísmo y olvidada y lacrada por las
Memorias que ocultas en el ambivalente espacio
Del olvido: pues de mi mismo – de lo que fui –
Olvidado pervivo como la sombra de una sombra,
Y ya mi corazón no se ilumina con la luz del
Relámpago, ni el trueno hace temblar mi corazón,
Ni las lluvias y el viento se hacen conmigo como
Las furias que fueron en la edad de la sangre y el
Eros, que ponían paisajes ante mis ojos mientras
Ardía la sangre en el caldero de las brujas y solo
En los sueños caía en los precipicios de la pasión
O volaba hacia ti mientras ardían las arterias y
La muerte era vida y mas vida cuando lo imaginado
Apenas de mi se apoderaba, con la fuerza de una
Magia implacable y yo, solo a veces, correspondía
Jugando con el arcano de la vida, medroso, Ay,
Pués solo ahora fustigo con imágenes el pecado de no
Haber sido feliz por temor quizá a la moneda falsa,
Pero cuando contemplo tú cuerpo desnudo bajo
La lluvia, la exultación de la temida música y borro
Con la imaginería de mis manos los olvidos presentes
En el desnudo abismo de la belleza que se yergue como
Promesa de una felicidad eterna, se que “cometí el peor
De los pecados, no ser feliz”. Y en esta soledad
Contemplo como un Dios dispuso de las medidas
Áureas para que los poetas las cantemos y nos
Entreguemos al destierro del amor sin otro destino
Que ser unos ¡el sueño- el sueño eterno que no terminará
Jamás aunque de delicias esté hecha la noche
En el que todo pacto será sellado con la sangre
De las bocas humedecidas por las tormentas
Del deseo. ¿O eres la burla del mortal condenado
A tormentos y tu la ardiente hoguera que purifica
Los pecados con el ahogo del no más, Aarón Loftin?
Tan bello tu que ningún Praxisteles te imaginó en sus
Duras batallas con las formas. ¿Que hechiceros
Dibujaron las formas que hacen música al bajar
De tus hombros a tu fina cintura? ¿Y tus manos capaces
De bendecir al mundo tomándolo entre ellas?
Tus caderas son las rutas de remotas estrellas y
Hacia ti, hacia tu carne de cordero y demonio, viajan las estrellan.
Todos los adjetivos del idioma y el deseo, el deseo
De pronunciarte Aarón, mientras mi boca sigue la
Fina linea de tus dulces caderas no existen ya. Un espejismo eres
Que hiere y que redime: un Dios viviente que nos
Recuerda que la vida en solo una promesa no cumplida.
Mientras te miro, el asombro sembrado de deseos
Convierte en ofertorio nuestra pasión sin límites:
Eres el Dios que da, la potestad que otorga y que perdona.
Beso tus pies, tus piernas, subo con infinito celo
Las escaleras de la blanca espuma de tu piel hasta
Tu púber sexo y continuo hasta el plexo donde las
Lanzas se estrellaban sin mancillar tu carne, hasta
Llegar a la fuente sagrada de tu boca, y aquí la eternidad
Es flor de Loto, hasta llegar hasta tu frente, frontispicio
De un templo coronado de rizos, Oh fontana
De que mana toda gracia, toda belleza que es sello
De eternidad y aurora que nos promete entre gemido y
Gozo la eternidad de ser nuevamente formas leudadas
Por Deseos en los que no habrá pecados, porque el mas vivir
Ceñido a tu cintura es redención de todo cuando tu
Con tus manos acaricias mi cuerpo y soy nuevamente
La estrella que tenia en las manos y la plegaria absorta
De ser mientras el agua me transforma y ya no se quien
Soy sino un grito, un espasmo, y giro sobre mi
Bendiciendo tu cuerpo en los espejos de tus ojos.

Oscar Portela, nacido en la provincia de Corrientes ( República Argentina) el 5/13/50, es considerado hoy por las más importantes voces de la literatura de su país, como una de las más potentes voces de la poesía y el pensamiento latinoamericano. Administrador Cultural, ha ocupado importantes funciones en su provincia y ha integrado por dos periodos consecutivos la Comisión Directiva de la Sociedad de Escritores de la Argentina, presidente de la misma entidad en su Provincia, Director de revistas como Tiempo y Signos, entre otras, es y a sido Asesor de Cultura de la Honorable Legislatura de la Provincia de Corrientes. Doce títulos de su obra poética editadas (Senderos en el Bosque, Los Nuevos Asilos, Memorial de Corrientes, La Memoria de Láquesis, etc), y obras ensayísticas en las que se ocupa preferentemente del pensamiento filosófico contemporáneo, (Nietzsche sonámbulo del día), le han valido la consideración de importantes pensadores de su país.

Ha publicado en España, México, Venezuela, Paraguay, y casi todos los medios de prensa de la Argentin y dictado conferencias en España, Paraguay y provincias Argentinas. Asimismo es especialista en critica e historia del cine y es autor de letras de obras musicales en su mayoría inéditas.

http://www.universoportela.com.ar/

http://viagenspelapoesiaportela.blogspot.com/
 

 

 

 




 



hospedagem
Cyberdesigner:
Magno Urbano