Procurar textos
 
 

 

 

 

 

 

 






MANUEL LOZANO
SOR LUCÍA EN COIMBRA
 Con el musgo lacrado en mi boca
me despido.
Otras palabras llegan al manantial.

(Mi lengua es pluma de escribiente muy ligero.

Soy como el búho de las soledades,

anotas en mi desnudez.)


He visto las tinieblas de la hora tercera.

Menesterosa, bramé de alegría

entre los velos.


Me inclino.

Ya estoy muerta para el mundo.

¿Por qué este viento

encantador como veneno

traspasando cegueras?

Hago perpetuo tu refugio

de braveza, de sed,

de temblor tan admirable.




Buenos Aires, 14 de febrero de 2005

Manuel Lozano
FIED
Presidente
Fied_bsas@arnet.com.ar

   
   

 

 

 


hospedagem
Cyberdesigner:
Magno Urbano