:::::::::RAÚL HENAO::::

ANTOLOGÍA MÍNIMA DEL HAIKÚ LATINOAMERICANO

“El haikú de floral desnudez, no necesita búcaros, y es por esencia el justo vehículo del pensamiento moderno, tema lírico puro, adánico como la sorpresa y sabio como la ironía” (José Juan Tablada)

“El haiku es un poema distribuido en tres líneas. En tan estrecho espacio parece empeño imposible encerrar los grandes movimientos del universo. Mas, por una especie de trabajo mágico, el poeta consigue hacer entrar el infinito en esa pequeña prisión, donde caben todas las sorpresas” (Jorge Carrera Andrade)

“El haikú es la anotación rápida –verdadera recreación-  de un momento privilegiado: Exclamación poética, caligrafía, pintura y meditación, todo junto” (Octavio Paz)

El haikú es el estado paradisíaco, porque es vivencia -y no pensamiento- del instante irrepetible. No existen lugares o momentos privilegiados para escribir un haikú  porque todos ellos son igualmente milagrosos, aún el instante de la muerte… si se muere más allá de las pasiones, con la entrega y beatitud de un niño al nacer” ( Raúl Henao )

Hoy no me alegran

los almendros del huerto,

son tu recuerdo.

 

Jorge Luís Borges (Argentina)

No hay silencio mayor.

dormido en el azogue

el gato blanco.

 

Eduardo González Lanuza (Argentina)

Sobre la losa fría

dice adiós a la primavera

la rosa marchita.

 

Fany Luisa Dupré (Brasil)

Después de la tempestad

entre los crisantemos

un pajarito muerto.

 

Roberto Saito (Brasil)

Inventó el camino

La costurera del campo

Con su hebra de hilo

 

Julián Malatesta (Colombia)

En su huella,

Un peso de más: el fusil.

¡Triste verlos partir así!

 

Javier Tafur  (Colombia)

Una teja rota en el techo

Y aparecen

Cien estrellas.

 

Humberto Senegal (Colombia)

Gardel, Podestá

Falgas, un tango más…

Después la lluvia.

 

Raúl Henao (Colombia)

Sola en la tarde
la gaviota vuela
con su cansancio.

Eugenio Florit (Cuba)

Las primeras luciérnagas:
un niño corre a buscarlas
para su amigo enfermo.

Jorge Teilleir (Chile)

GOLONDRINA

 

Ancla de plumas

por los mares del cielo

la tierra busca.

 

Jorge Carrera Andrade  (Ecuador)

Por soñar con el sol

amanece húmeda

el alba.

 

Héctor Rodas Andrade (Guatemala)

El pequeño mono me mira

Quiere decirme algo

Que se le olvida.

 

José Juan Tablada  (México)

MEDIODÍA

 

La  luz no parpadea,

el tiempo se vacía de minutos,

se ha detenido un pájaro en el aire.

 

Octavio Paz  (México)

Somos fantasmas.

Aquí nadie es real.

¡Nadie ni nada!

 

Juan Cervera (México)

Cerrado cielo.
En una callejuela,
se rasca un perro.

Javier Sologuren  (Perú)

Si me mareo

puede que esté borracho
de tu mirada

 

Mario Benedetti  (Urugûay)

Las hojas de otoño

despiden mariposas:

Amarillas nostalgias

 

Jean Aristigûieta  (Venezuela)

Raúl Henao. Colombia, 1944. Libros publicados: Combate del carnaval y la cuaresma (1973), El bebedor nocturno (1977), La parte del león (1978), El dado virgen (1980), Sol negro (1985), El partido del diablo (1989) y El virrey de los espejos (1996), La vida a la carta (1998).
 
 

 

 

 




 



hospedagem
Cyberdesigner:
Magno Urbano